Historia


El collar más antiguo de América 


Un equipo de arqueólogos descubrió en Perú un collar de oro que, dice, es el más antiguo que se ha encontrado en las Américas. El artefacto, descubierto cerca del Lago Titicaca, en el sur de Perú, tiene 4.000 años de antigüedad. Según los arqueólogos el hallazgo demuestra que el uso de joyería de oro para distinguir a la gente rica e importante en la región comenzó mucho antes de que lo que se pensaba. El hallazgo, que aparece publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), fue llevado a cabo por científicos del Departamento de Antropología de la Universidad de Arizona.



El collar está formado por nueve abalorios cilíndricos hechos con pepitas martilladas de oro local.
Por medio de datación por radiocarbono de materiales hallados cerca del collar, los científicos determinaron que éste tiene unos 4.000 años de antigüedad.

Lo que demuestra que éste es el artefacto de oro más antiguo recuperado hasta ahora, no sólo en los Andes, sino en las Américas.
Tal como explican los arqueólogos el poblado de Jiskairumoko estaba habitado principalmente por cazadores.
Los arqueólogos creen que el oro fue primero aplanado con un martillo de piedra y después cuidadosamente doblado alrededor de un objeto cilíndrico para crear su forma tubular. 



Fuente: http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7322000/7322675.stm

Los primeros collares de la historia 


Estas cuentas de collar se suman así a hallazgos similares que datan de hace hasta 110.000 años, en Argelia, Marruecos, Israel y Sudáfrica, confirmándose que los collares de conchas son el ornamento personal más antiguo de la humanidad.
Un equipo de investigadores recuperó en yacimientos arqueológicos marroquíes 25 cuentas de collar, hechas con conchas marinas, que se remontan a entre 70.000 y 85.000 años atrás. El trabajo forma parte de uno de los programas EUROCORES de la Fundación Europea de la Ciencia, el conocido como "Origen del Hombre, el Lenguaje y los Idiomas".

Las conchas tienen agujeros artificiales hechos a través del centro, y algunas muestran vestigios de pigmento y señales de desgaste por uso prolongado, sugiriendo que eran portadas como joyas de manera habitual.
En todos los yacimientos arqueológicos en los que se ha hecho este nuevo hallazgo, las conchas encontradas pertenecen a animales del género Nassarius y corresponden aproximadamente a un mismo periodo de tiempo.

Que estas conchas fueran usadas de forma semejante en tantos lugares sugiere que esta clase de ornamento era un fenómeno cultural, una tradición compartida que se transmitió a través de las culturas durante miles de años. Varias de las ubicaciones donde han sido encontradas las conchas están tan lejos tierra adentro que debieron haber sido trasladadas intencionadamente hasta allí.

Quizás los dueños de las mismas o paisanos suyos las obtuvieron yendo al mar y recolectándolas, o más probablemente las cuentas de conchas marinas ayudaron a crear y mantener redes de intercambio de bienes entre pueblos costeros y otros de tierra adentro. Esto demuestra la existencia de una cultura humana bien estructurada que atribuyó significado a estos objetos. Las redes organizadas que hicieron posible el uso de tales collares tierra adentro también debieron servir para el comercio de otros artículos, así como muy probablemente para promover el intercambio cultural y genético.

Para los científicos, el trabajo artesanal con las cuentas de collar no es sólo arte decorativo; también da fe de una tecnología específica que expresa información a través de un lenguaje compartido y basado en un código. Esas cuentas de collar, en definitiva, sugieren un pensamiento más avanzado que en otras comunidades y épocas, y el desarrollo de rasgos culturales modernos, dando pistas sobre cómo tales comportamientos innovadores pudieron estar relacionados con la expansión de los seres humanos fuera de África.

"La invención temprana del ornamento personal es uno de los experimentos culturales más fascinantes en la historia humana", subraya Francesco d'Errico, autor principal, del Centro Nacional Francés para la Investigación Científica (CNRS). 



"El elemento común en tales ornamentos es que transmiten un significado a otros individuos. Expresan una idea sobre la persona que los lleva puestos que no es meramente la de su ser biológico". 

Fuente: http://www.laflecha.net/canales/ciencia/noticias/los-primeros-collares-de-la-historia

4 comentarios:

Colonna Alberto Osvaldo dijo...

Un tema interesante. Llama la atención la diferencia de tiempos entre los collares hechos con conchas y el realizado con oro. me sorprende tambien el uso de este material como el más antiguo. Es un tema apasionante para seguir aprendiendo.

Mirta Ester Castillo dijo...

Es fascinante enterarse de estos descubrimientos; como el ser humano siempre ha estado preocupado por su apariencia y, quizás, por aparentar...
Muy buenas publicaciones. Un saludo.

Cuenta Conmigo Bijou dijo...

Gracias Alberto por comentar, lo llamativo es que le hayan dando un significado a los collares (sin importar los materiales) en épocas que nos es imposible imaginar, que lo hayan transformado en un elemento decorativo personal, es impresionante. Asimismo, en el collar más antiguo de América, lo que debíó ser el achatamiento de la pepita de oro para confeccionar un tubo y la resolución del problema para confeccionar el tipo de cierre, es asombroso.

Cuenta Conmigo Bijou dijo...

Gracias Mirta por tus palabras. Los seres humanos le damos significado y valor a ciertos objetos. Fijate lo que significó como elemento de trueque y el que lo recibió compartió el valor de esas primeras piezas. Y sin dudar lo que te digo, puedo afirmar que esa magia entre el que lo crea y el que lo lleva, sigue existiendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...